Adolfito y China cochina

Mi mejor amigo se llama Adolfito. Y es un genio, emprendedor, protagonista de un documental para Google dirigido por el nominado al Oscar, Orlando Von Einsiedel y producido por JJ Abrahams.

Éste es Adolfito:

IMG_3931

Adolfito además viaja mucho, como el emprendedor que es, para representar a México en distintos lugares.
Así que el año pasado, que lo requirieron en Hong Kong, me invitó a ir con él.

Al contrario de lo que toda mi familia soñaría y desearía no nos comprometimos, sino que nos dejamos de hablar.

Nunca nos peleamos pero en ese momento no nos aguantábamos. Entonces nuestro penúltimo día cada quien visitó Beijing por su cuenta.

Yo caminé del hotel a la ciudad prohibida. Y en esa caminata me di cuenta de que me faltaban menos de 5 meses para graduarme. Me pregunté qué haría después. Gracias al cielo eran unos 7 km entonces tuve muuucho tiempo para reflexionar.

Captura de pantalla 2017-10-18 a las 5.19.56 p.m.

Y en esa reflexión me di cuenta de que siempre sí quería hacer cine. De que lo que me estaba deteniendo era mi miedo a fracasar (más). Me di cuenta de que tomaba yo muy mal esto del fracaso (el término psicológico es: ser una pinche consentida)

Y antes de llegar a la ciudad prohibida vi a Adolfito del otro lado de la calle, me saludó y me preguntó si cenábamos, como cuando te encuentras a alguien de tu secundaria y quedan para verse, nada más que del otro lado del planeta y era OBVIO que nos teníamos que volver a ver.

No crean que envidio a Adolfito, al contrario, lo admiro muchísimo. Es la mejor persona que ha pisado el planeta y se merece toda la felicidad que este mundo tiene para él. Pero al no tener yo hermanos, y ser tan unido Adolfito a mi familia, con él me comparaban mis papás. Y pues no se vale. Porque la comparación es mala y aparte me pasan a fregar si encima es contra un niño extraordinario, puntual, correcto, amante de las instrucciones, emprendedor, brillante.

Pero bueno, nunca llegué a la ciudad prohibida. Unos metros antes me senté a tomarme una cerveza y a escribir. Bien dice Rosa Montero que “existimos mientras nos narramos”.

Y a propósito de la Sra. Montero, uno de sus artículos fue inspiración para escribir todo este blog de mis dolores. Se los recomiendo mucho.

Escribí sobre como no me quería decepcionar más pero sí quería hacer cine, contar historias, crear personajes, vivir otras vidas y dejar de estar frustrada con la mía.

Y regresando de ese viaje filmé mi cortometraje de titulación, Nieve de Limón.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s